top of page
  • Foto del escritorJosé Manuel Villalobos

Seguridad psicológica: principios y prácticas para crearla

En Seguridad psicológica: pilar del alto desempeño en los equipos hablé de la importancia de ésta para potenciar la salud y desempeño de todo equipo y organización, pues sienta las bases para que las personas adopten los mindsets, comportamientos y actitudes que les ayudarán a prosperar y ser exitosos.

 

Por ello, crear un entorno psicológicamente seguro debe ser una prioridad para todo líder; sin embargo, hacerlo es todo un reto, pues esto es el resultado de un sentimiento, no de una instrucción. Y así como la seguridad psicológica es vital, también es frágil. En mi artículo La biología de la seguridad psicológica: retos y oportunidades, puedes aprender más sobre esto.

Crear seguridad psicológica requiere liderazgo, pero no cualquier tipo de liderazgo.


"Los líderes proveen un círculo de seguridad. Delinean un círculo de seguridad alrededor de su gente y dicen: si los mantengo a salvo y no temen ningún peligro interno, entonces es más probable que trabajen juntos, confíen los unos en los otros y cooperen para enfrentar el peligro externo". –Simon Sinek

3 atributos de Liderazgo para crear Seguridad Psicológica

 

Para crear entornos psicológicamente seguros los líderes requieren desarrollar y vivir un liderazgo centrado en las personas, sustentado de acuerdo a la Dra. Amy Edmondson de la Universidad de Harvard, en tres atributos esenciales: Humildad, Empatía y Curiosidad.


 

Ejercicio de Autoevaluación: Los 3 Atributos del Líder

 

Tómate unos minutos para reflexionar sobre tus actitudes y comportamientos como líder. Autoevalúate en escala del 1 al 10, donde 1 es la calificación más baja y 10 la más alta posible.

 

En qué medida...

 

  • ¿...soy capaz de reconocer objetivamente mis fortalezas, oportunidades, preocupaciones y necesidades de ayuda?

  • ¿...muestro un interés genuino en escuchar y comprender los puntos de vista y sentimientos de los demás?

  • ¿...estoy dispuesto a indagar, experimentar, tomar riesgos y aprender para ampliar mi mirada y las posibilidades sobre algún tema o situación?

 

Finalmente, considera, ¿qué cosas concretas puedo hacer o dejar de hacer para desarrollar o fortalecer cada uno de estos atributos en mi liderazgo?

 

Después de esta reflexión personal te invito a explorar algunas pautas para crear entornos de seguridad psicológica en el trabajo.


 

¿Cómo podemos crear entornos de trabajo psicológicamente seguros?

 

Lo primero que debes saber es que la seguridad psicológica no se implanta, se habilita. Dar la instrucción no vasta, debe cultivarse, nutrirse día a día a través de las formas en que nos comunicamos y nos relacionamos.


"La seguridad psicológica es la tierra de cultivo, no la semilla". –Amy Edmondson

Los siguientes son algunos principios y prácticas esenciales para crear entornos de trabajo psicológicamente seguros. Están inspirados en los trabajos de Amy Edmondson, Daniel Coyle y Jim Tamm, así como en mi propia experiencia con diversos equipos gerenciales y directivos de diversas empresas:

 

Principio de Autoliderazgo 

Nada sucede hasta que te mueves. El cambio y el hacer avanzar la relación y los resultados está en manos de cada integrante del equipo. Esperar a que "alguien" más cambié no funciona. Tomar responsabilidad sobre la propia contribución y hacer ajustes a nuestra actitud y comportamiento es fundamental

Prácticas:

  • Expresa claramente tu intención de crear un entorno seguro y colaborativo.

  • Identifica tus "botones calientes" y hazte cargo de tu actitud defensiva.

  • Conoce tu preferencia de relación, comunicación y colaboración. Reconoce cuando es luz y cuando es sombra para que actúes en consecuencia.

  • Promueve la autoconsciencia para reflexionar e identificar lo que estás haciendo bien y lo que no, y poder hacer los ajustes necesarios.

  • Toma responsabilidad de lo que haces y dices, y de lo que no haces o dices.

 

Principio de Proximidad

La conexión es cosa de humanos y nada grande sucede sin conexión. Y la conexión requiere proximidad, la voluntad de acercarte a los demás y permitir que los demás se acerquen a ti. Thomas Allen, profesor del MIT descubrió durante la Guerra Fría que los equipos más exitosos, además de sostener conversaciones constantes, se sentaban cerca unos de otros y establecían contacto visual con regularidad. La proximidad crea conexión, y la conexión confianza y seguridad.

Prácticas:

  • Elimina las barreras físicas y jerárquicas para favorecer la proximidad física entre los integrantes del equipo.

  • Fomenta el contacto físico (apretones de manos, choque de puños, abrazos, ligeras palmadas, etc.).

  • Promueve la creación de entornos que permitan mantener el contacto visual con las personas de manera regular.

 

Principio de Interacción

Toda relación es cocreación. Cada vez que interactuamos emitimos y recibimos señales (palabras, tono de voz, gestos, corporalidad), positivas o negativas, a las cuales respondemos, y desde esta respuesta creamos entornos favorables o no para la comunicación y la colaboración. 

Prácticas:

  • Habla en primera persona, toma responsabilidad sobre tus pensamientos y emociones.

  • Invita a prestar atención y cuidar las palabras, lenguaje corporal, volumen y tono de voz que usamos al dirigirnos a los demás.

  • Fomenta la empatía y el tratar a los demás como desean ser tratados.

  • Promueve el diálogo abierto, participativo, inclusivo y constructivo dando voz a cada persona en el equipo.

  • Provoca muchos intercambios cortos y enérgicos, más que discursos largos.

  • Escucha activamente e indaga mucho, interrumpe poco.

  • Fomenta los actos de generosidad y cortesía constantes.

  • Promueve reuniones informales que fortalezcan la relación.

  • Dale cabida al humor y a la risa para crear momentos de distensión creativa.

 

Principio de Aprendizaje 

Así como aprender cosas nuevas, errar y arriesgarse es humano y esencial para el progreso. Por ello, debemos ver el error, el fracaso y el riesgo, no como algo negativo, sino como una plataforma para el progreso y la evolución.

Prácticas:

  • Fomenta la vulnerabilidad. Y si eres el líder, ¡ve primero! (reconoce tus errores, comparte tus preocupaciones, admite tus debilidades y necesidades). Esto creará un efecto de reciprocidad, seguridad y disposición.

  • Asume riesgos e invita a otros a atreverse a experimentar cosas nuevas que puedan agregar valor al equipo y organización.

  • Modela humildad y apertura a las ideas y puntos de vista diferentes.

  • Fomenta el hábito del aprendizaje continuo a nivel individual y de equipo.

  • Crea espacios donde cada persona pueda compartir sus aprendizajes, ya sea a partir de lecturas, videos, cursos, libros, o de su propia experiencia errando.

  • Haz del dar y recibir feedback una práctica regular que fluye en todas direcciones, no solo del líder hacia los colaboradores.

  • Fomenta el action learning a través de ejercicios de retrospectiva e iteración.

 

Principio de Sinergia

Como dice Margaret Wheatley, en los equipos y organizaciones, el verdadero poder y energía está en las relaciones. Es la capacidad de convocar, abrazar, alinear y aprovechar la diversidad complementaria en las personas lo que crea grandes resultados. Diversidad es fortaleza.

Prácticas:

  • Establece un propósito que convoque, una, alinee y energice a las personas.

  • Definan acuerdos de colaboración y desempeño claros.

  • Haz de la inclusión y el aprovechamiento de la diversidad una prioridad.

  • Fomenta el equilibrio entre el dar y recibir (pedir y ofrecer ayuda).

  • Demuestra interés y aprecio por los integrantes del equipo como personas.

  • Compartan información abierta y oportunamente.

  • Creen sistemas de seguimiento y rendición de cuentas.

 

Espero que estos principios y prácticas te sean útiles. Si hay alguno más que te gustaría añadir y te funciona a ti, no dudes en compartirlo en los comentarios.

 

Finalmente, solo quiero recordarte que si bien el papel que juega el líder en la creación de un entorno psicológicamente seguro es fundamental, no podemos pasar por alto que toda relación es cocreación. Cada persona en el equipo es corresponsable de crear un entorno favorable. El líder guía, modela y provoca, pero es el equipo quien cultiva y sostiene

 

"Crear entornos de trabajo psicológicamente seguros es un asunto de corresponsabilidad."
 

José Manuel Villalobos es consultor en liderazgo, desarrollo organizacional y facilitador Internacional. Experto en el diseño de estrategias de efectividad organizacional y experiencias de aprendizaje centradas en las personas, ha apoyado a empresas como Cemex, Mary Kay, Deloitte, Whirlpool, Goldcorp, Home Depot, Telefónica y Metalsa a desarrollar a sus líderes y equipos, así como sus procesos de planeación estratégica, desarrollo de talento, emprendimiento, innovación y cambio organizacional.

Entradas relacionadas

Ver todo

留言


留言功能已關閉。
bottom of page