• Rodrigo Morales

Autorresponsabilidad: un camino y no un destino

La autorresponsabilidad genera mejores resultados, tanto operativos como emocionales

Este artículo muestra los resultados de un estudio realizado por Partners In Leadership, una empresa de consultoría enfocada en programas de capacitación en materia de autorresponsabilidad, innovación cultural y liderazgo.


El estudio se tituló: “El camino hacia el compromiso del empleado”[1]. En él, informan que la mayoría de las personas considera la autorresponsabilidad como algo bueno… cuando le ocurre a alguien más. Además, afirma que la autorresponsabilidad aumenta la felicidad en el trabajo. Todo sustentado con grandes datos.


La autorresponsabilidad permite a los integrantes de los equipos de trabajo, entender de que manera aportan y ayudan a la compañía a prosperar. Según el estudio, cuando se tiene autorresponsabilidad, cerca del 65% se ven como mejores empleados, el 85% se siente más comprometido y el 85% se siente feliz al ver a los demás tomar responsabilidad sobre sus acciones.


La capacitación en materia de autorresponsabilidad desarrolla en el empleado la habilidad de asumir la responsabilidad por los resultados de sus decisiones, así como de las circunstancias de su trabajo que están bajo su control. Los empleados son capaces de identificar en dónde enfocar su energía, saben solucionar problemas y crear ambientes colaborativos.


Una vez que están en esa zona de felicidad y tranquilidad, su rendimiento aumenta de manera significativa; es decir, el 85% de los empleados toma más iniciativa, el 73% se siente más colaborativo, el 50% le importa más su trabajo y el 47% reporta mejores niveles de compromiso.


En este estudio podemos ver claramente como el desarrollo de una de las 5 habilidades esenciales de Colaboración Radical mejora notablemente la productividad, el ambiente colaborativo, la felicidad de los empleados, entre otros recursos intangibles para para las organizaciones. La clave radica en la determinación y el seguimiento que se impulse. Los recursos intangibles juegan un papel fundamental, no solo en las empresas, sino en cualquier interacción humana.


Te dejo esta reflexión: al desarrollar habilidades colaborativas en tu equipo de trabajo, ¿qué efectos positivos tendría para tu empresa u organización?


[1] “The Road to Employee Engagement: What’s the fix?”. Partners In Leadership, 2018. Para ver el reporte completo, ingresa AQUÍ


Rodrigo Morales es un apasionado del desarrollo del capital humano. Se ha dedicado a experimentar, documentar y publicar estudios del impacto que tienen las habilidades colaborativas para crear un buen ambiente laboral y reducir el estrés en el trabajo. Es instructor certificado en Colaboración Radical; cuenta con experiencia en administración, finanzas, liderazgo y solución de problemas. Su propósito es crear un impacto positivo en las personas al desarrollar las aptitudes de los equipos de trabajo.

86 vistas